4 Dic 2021

12 Valores y habilidades en la consulta TFI

Curan las esencias florales y la relación terapéutica. 

12 puntos a tener en cuenta para revisar la calidad humana de nuestro servicio profesional de Terapia Floral Integrativa.

1. Escucha orgánica.

Escuchar con nuestro cuerpo porque es quién más registra las infinitas posibilidades. Allí es donde resuenan sus palabras, sus interrupciones, cualquier tropiezo en la narración, todo nuestro cuerpo deviniendo oreja. Es el cuerpo el que registra la atmósfera del encuentro. Una escucha que se ensancha porque sucede en una superficie de silencio interior.

La escucha orgánica es una actitud, una se prepara para colocarse en esa escucha, activamos nuestros receptores nerviosos. Sin esta escucha es difícil trabajar en consulta y formular, se tira demasiado de la mente y ello produce dudas, racionalizaciones e interrupciones de la escucha. Las esencias florales, cuando aparecen, lo hacen a partir de una información que nos da nuestro cuerpo: lo sacude una sensación, a continuación nombramos la emoción que está allí presente, y acto seguido a la esencia floral. Prueba a llevar tu atención a tu piel y órganos internos mientras escuchas, en una “ida hacia ti y vuelta hacia mi”. Registra los micro y macro impactos del decir y estar de tu consultante. Con esto trabajamos.

2. Empatía (reconocimiento)

Nota que la empatía es una disponibilidad que sientes en el cuerpo. Cuando tiene lugar el contacto empático algo cálido sucede en tu piel, tu garganta, tu corazón y en tu vientre. No es mente sino sensación, es corporalidad.

Acogemos desarrollando la paciencia, el reconocimiento y la aceptación. Empatía es acoger sin juzgar ni exigir, la persona no tiene que ser de otro modo sino como es, sólo así podrá transformarse. No hay un modo de ser, no hay un modo de sentir.

Me gusta la palabra «reconocimiento» porque pienso que es el suelo sobre el que se apoya la empatía. Te reconozco en tu subjetividad diferente a la mía. Puedo mantener en mi mente una representación de ti teniendo sentimientos, deseos e intenciones que te distinguen de mi. Tal es la conexión emocional entre las personas que dialogan. El reconocimiento mutuo es la directriz fundamental que nos guía en este nuestro diálogo.

3. Apego seguro

El apego es necesario. El desapego es despegarse del mal apego, del que muerde, del «ni contigo ni sin ti». El buen apego es el de la buena madre. El apego es seguro cuando está libre y exento de peligro, daño o riesgo.
Es indispensable que el TFI sepa construir un apego seguro, la relación terapéutica es una relación de buen apego. En nuestra consulta lo vamos haciendo junto al paciente. Y ese será el nuevo modelo de relación que podrá utilizar en su vida cotidiana. Recuerda las santas palabras del humanismo: “la relación es lo que sana”. Y en toda relación saludable hay buen apego, eso que hace que podamos conectarnos con los demás mientras podemos estar separados de ellos.

4. Sentido del humor

El humor sorprende y, como toda sorpresa, abre una fisura en la defensa. Humor proviene del latín humoris y significa “líquido, humedad”. El humor es viveza, nos lo dijo Bergson: Lo rígido, lo preestablecido, lo mecánico, en contraste con lo flexible, con lo continuamente cambiante, con lo vivo[1]La risa. Ensayo sobre el significado de la comicidad. Henri Bergson -1899-. Ed. Montaber . El humor es el arte de compartir lo fluido. ¿Cómo reírnos de ti y de mi contigo?  Y ¿cuándo es humor y cuándo agresión disfrazada de «algo gracioso»? Conviene distinguirlos.

El sentido del humor puede encuadrarse en las intervenciones asertivas.

Zinnia

Zinnia, el desarrollo del juego, el humor y la alegría.

5. Asertividad

Invitar al otro a ver más allá de lo conocido sin agredir o avergonzar. Confrontar con asertividad es poder explorar con cariño y profundidad lo bueno y lo malo. Lo bueno es lo bueno para todos; lo malo es lo que es bueno sólo para unos pocos y malo para muchos. Asertividad es la capacidad de poner en relieve lo negativo y el daño que produce, tanto, que rebasa y llega doliendo al otro. Y esto sin vulnerarlo, sin ofenderlo; por el contrario, despertándolo a una nueva comprensión que lo enriquece y renueva sus posibilidades para la sana relación consigo mismo y el prójimo. Confrontar asertivamente no es ser «sinceros» o «decirte verdades como puños». En nuestro trabajo hay que aprender a ser verdaderos mientras no dañamos. Ser honesta conmigo y contigo pero sin herir con palabras o gestos; de no ser así, habré de preguntarme qué me pasa con este paciente que lo agredo.

6. Coraje

Coraje para sobrevivir a nuestras fallas, lapsus, disociaciones y vulnerabilidades. Coraje para estar sin saber, para contener los impulsos de aparecer interrumpiendo. Para estar presentes aun cuando el paciente agrede, no agradece o exige. Realizar trabajo clínico es una tarea abrumadora. Es un desafío extraordinario tener que concentrarse en tantos niveles a la vez, estar en la vecindad de tanto dolor, soportar la pérdida de cada compañero de tratamiento, y convivir con las limitaciones y los alcances de nuestra influencia. Pero también es un privilegio extraordinario. La formación es tan sólo el comienzo de un esfuerzo que dura toda la vida para convertirnos en los mejores clínicos que podemos llegar a ser. Al igual que el músico, hemos de mantener nuestros instrumentos en plena forma. Pero como clínicos, nuestros instrumentos somos nosotros mismos. Tenemos la audacia y la humildad de intentar usar nuestros propios recursos cognitivos, emocionales e interpersonales para marcar una diferencia en la vida de otros (Sandra Buechler, 2015)

7. Presencia

Desarrollar la actitud de estar presente el TFI con su mente, su corazón, con todo su cuerpo. Acompañando al paciente por donde va, sin forzar ni adelantarse, como flotando por los 360 grados del espacio. Presencia es no-esfuerzo, es una atención relajada que se deja perturbar sin elegir lo más y lo menos importante. Todo importa, pero no todo perturba nuestra superficie, poco es lo que nos hace figura, y justo esa impronta es la que habremos de tomar y seguir, es la que marca el próximo paso.

Presencia es no estar en ningún otro lugar sino aquí y ahora contigo, juntas en este encuentro que es donde sucede -o puede suceder- el amor. La condición para el amor es la presencia.

8. Servicio
Chicory

Chicory (y Centaury) abordan los entresijos del buen servicio.

Nuestro trabajo tiene más valor que precio. Hay un plus de servicio desinteresado y generoso en nuestro oficio aunque cobremos honorarios -que nunca reflejarán lo que vale nuestro quehacer: ¿cuánto vale una mejor relación contigo, tus hijos, pareja, padres y amigos?-.

Servicio es también servicio gratuito. Pienso en las prácticas, en el voluntariado, en el «te doy porque sí, porque quiero, porque sufres y aquí tengo esencias florales».

9. Curiosidad

Tratad al paciente como si fuera la primera vez que lo veis, incluso si lo vemos la semana próxima lo consideraremos un paciente nuevo» escribe Edward Bach.

La curiosidad es crucial en el tratamiento. Nos impide desgastarnos porque renueva el entusiasmo que es vitalidad.
Curiosidad es no dar nada por conocido, zanjado, trabajado, o una palabra por entendida. Si el paciente dice «siento vergüenza», poco dice eso de él salvo que se siente excluido de la gracia de la aceptación. ¿Cómo es su vergüenza? ¿Cuándo comenzó? ¿Quienes o quién lo avergonzaba?  Hay palabras que son como puertas que nos dicen «Entra por aquí, observa, pregunta y descorre el velo». Su vergüenza: toda una historia familiar y social con unas consecuencias, una particular interrupción del contacto, un sinfín de palabras y gestos no expresados y un daño. ¡Tanto por descubrir aún! La curiosidad lleva a la sorpresa. La curiosidad permite al TFI descubrir la novedad que aparece en cada instante del encuentro. ¿Qué dijo antes o después de decir esto o aquello? ¿Qué dice esa mano que de pronto se lleva a la boca? ¿Cuál es la conexión entre ambas narraciones? ¿Por qué esto ahora? El paciente nunca habla de lo mismo «Esto ya te lo he contado», nos dicen. Pero nunca se dice lo mismo, nunca un encuentro es igual a otro, las palabras son distintas, los gestos, las emociones, las asociaciones también. Y algo más: despierta su curiosidad con la tuya. Contagia curiosidad.

La condición de la curiosidad es la inocencia y la humildad del terapeuta.

10. Humildad

La humildad es saber que no sé de ti, que tú sabes más. Es una actitud que el TFI pone en práctica en (1) la aceptación del proceso terapéutico personal, vale decir, ser paciente de otro TFI de un modo pautado, continuado y comprometido; (2) en la supervisión de sus casos. La idea es ser consciente el TFI de sus emociones, sentimientos, pensamientos y creencias y no mezclar sus propios contenidos con lo que refiere el paciente. En (3) el permanente estudio para el reciclaje de ideas y prácticas; (4) junto al paciente, reconociendo cuando se equivoca.

11. Sentir la naturaleza

Desarrollar y mantener el contacto con la naturaleza para así comprender lo que ofrecemos como remedio, además de vínculo y acompañamiento. Este es el corazón de la cura, desde allí entendemos la interconexión, no sólo del cliente con lo que le rodea, sino también entre todo lo que le pasa…Bach fue un ejemplo de ello y esta sensibilidad es la clave de sus maravillosas formulaciones.

12. Buen encuadre

Establecer con claridad cómo trabajamos. Horarios, espacios, descansos, ausencias, honorarios, vacaciones. El conjunto de límites dentro de los cuales se desarrolla la relación y que responden a las preguntas que se hace el TFI: ¿Cómo quiero trabajar? ¿Cuál es el contrato terapéutico que especifico en el primer encuentro? ¿Cuáles son los límites dentro de los que trabajo y que serán revisados si el paciente (o el terapeuta) los salta, los violenta o los ignora?

Gracias por tu amable lectura.

Susana Veilati

Saber más sobre Susana Veilati 

Referencias:

Buechler, S. (2015). Marcando la diferencia en las vidas de los pacientes. La experiencia emocional en el ámbito terapéutico. Madrid, Ágora Relacional.

Si te interesa nuestro enfoque
Consulta nuestras formaciones online en directo y a tu ritmo

Flores de Bach online directo España

25 marzo 2023

Terapia Floral Integrativa online directo

26 de mayo 2023

Flores de Bach directo Chile

Flores de Bach «a tu ritmo» tutorizada

Sistema Floral de California «a tu ritmo» tutorizada. 

Sistema floral de Orquídeas del Amazonas. Online tutorizado

Suscríbete a nuestras newsletters

Recibirás quincenalmente artículos de interés como éste, nuestras novedades de cursos, webinars y formaciones. Cancela tu suscripción en cualquier momento.

    Nombre* (requerido)

    Apellido* (requerido)

    Email* (requerido)

    Teléfono* (requerido)

    Pais* (requerido)

    Localidad* (requerido)

    Mensaje

    Conoce nuestra política de privacidad

    Notas de página

    Notas de página
    1 La risa. Ensayo sobre el significado de la comicidad. Henri Bergson -1899-. Ed. Montaber
    Abrir chat
    1
    Un cordial saludo desde la ESCUELA DE TERAPIA FLORAL INTEGRATIVA. Bienvenid@ y gracias por contactar con nosotros. Pulsa “Abrir el chat” y déjanos tu mensaje, te responderemos en horario de secretaria europeo de lunes a viernes.

    Te informamos que usaremos los datos generados en esta conversación para atenderte y prestarte nuestro mejor servicio. Al continuar esta conversación nos prestas tu consentimiento, te lo agradecemos. Siempre puedes ejercitar tus derechos o hacer tu consulta escribiéndonos a info@escuelaterapiafloral.com , o por web en los formularios de contacto que hay en cada anuncio o artículo del Blog.