Consulta Floral
11 Nov 2019

INCREMENTA LA PRESENCIA

Cuando el paciente te sorprenda con algo que no entiende, no ve, no sabe, ni asocia con nada, y tú tampoco…son dos los que no saben. Esto puede dejarte insegura. No obstante, justo en ese instante tienes, al contrario de lo que parece, una gran oportunidad para extender la confianza mutua.

Permítete no saber para estar

Ella no sabe, ni tú, pero tu estas a su lado no sabiendo con ella, respirando conscientemente e incrementando tu interesada y amorosa presencia. Te invito a que hagamos una prueba ahora.

Seguro que hay algo en tu vida a lo que no le encuentras sentido, algo que no te explicas y sientes como sin solución. Localízalo. Tomate 1 minuto por favor. Aparta la avidez, si la hay, por leer rápido este texto para consumir el siguiente, y lleva hacia ti tu preciosa atención. Puede ser algo grande o pequeño. Encuéntralo dentro de ti…

Ahora ponme frente a ti. Imagina que allí estoy, escuchándote con gran interés. Siente mi presencia incondicional a tu lado mientras me cuentas tu desconcierto, tú no saber ni entender. Cuéntamelo.

Estoy junto a ti, escucho lo q me dices y como tú, no tengo una respuesta que darte. No sé. Hay mucho que no sé aún de ti, te queda bastante por decir, sentir y darte cuenta. Pero descanso sobre la certeza de que lo iremos viendo. No te abandono yéndome hacia mí (mis dudas, mi miedo, mis prejuicios, mi inseguridad porque no sé); por el contrario, continuo mirando a tus desconcertados e inquietos ojos con interés y curiosidad por ti y por tu misterio. Incremento mi presencia. Y me hago eco de lo que te aflige: «No tienes idea y yo tampoco…pero veamos qué se nos va ocurriendo a ambas»

¿Cómo estás mientras te digo estas palabras y me imaginas presente?

Nota qué cambia. Quizá te sientas algo más acompañada. Ya no estás sola en la tiniebla, hay una exploradora que te está escuchado y se interna contigo en las sombras. Alguien, al fin, se pregunta lo mismo que tú junto a tu vulnerable y tierno corazón.

No sabes, yo tampoco, pero mi ser está presente junto al tuyo.

No sé, pero te siento. Y tu sientes que yo te siento.

Gracias por tu amable atención.