23 Abr 2021

IMPATIENS, la prisa del terapeuta por obtener resultados

Impatiens, lo positivo y lo negativo
La actitud terapéutica positiva de Impatiens es la velocidad para pensar ideas y establecer asociaciones respecto a la vida del paciente y a las esencias florales, así como intervenir, concisa y brevemente, desde donde no lo espera, provocando su asombro y curiosidad, que es decir interés.
El terapeuta floral cae en estados negativos Impatiens, cuando pretende que el paciente confíe, se exprese con mayor libertad, recuerde, profundice o se extienda sobre aspectos de sí en los primeros tiempos del tratamiento floral. El paciente acude a nuestra consulta justamente porque es esto lo que no puede gestionar.
Que el paciente “se abra” sería un buen deseo si nuestra práctica fuera la de la confesión, algo propio de sacerdotes o policías. El sujeto confiesa lo que le pesa y lo descarga en la comisaría o el confesionario; se ha abierto. Pero regresa al mes siguiente por una nueva penitencia para el mismo tropiezo. Nuestro objetivo es que no repita, no por la vía de la expiación o la condena, sino por la del saber de sí. Esto lleva tiempo.
La prisa no es buena consejera
La prisa denota impaciencia terapéutica, falta de memoria respecto al tiempo que a uno mismo le ha llevado darse cuenta de sí (si el Terapeuta Floral se ha tomado ese tiempo); así como un modo literal, es decir, convencional, de entender la actividad terapéutica más como un proyecto de arqueología del paciente, que como una narración que desencadenar.
El terapeuta floral reduce así su foco a la búsqueda de la causa, como un eslabón perdido que hay que encontrar para que el estado actual del individuo tenga explicación. Esto está bien para el paleontólogo, pero no para el terapeuta floral. Se trata de una falla técnica. Denota, como mínimo, falta de formación, una confusión entre verdad histórica y verdad narrada. Lo primero es lo que sucedió, lo segundo es cómo le afectó al paciente. Nunca coinciden.
Gracias por tu amable atención
Selección de texto del 4* Manual del Práctico en Flores de Bach.