Empatía

La empatía es la vía para construir el terapeuta una “base segura” para el paciente, desde la que pueda explorar su sentir, pensar, creer y actuar. Y así, a través de esa exploración, decir lo que no diría en ningún otro espacio, escuchar lo que no escucharía de nadie más que del terapeuta, “pensar lo que se supone que no debe pensar y sentir lo que se supone que no debe sentir” [1]Bowlby J. (1988): Una base segura. Paidós. Buenos Aires.

La empatía, a diferencia de la sintonía o resonancia emocional, no es espontánea, se construye atravesando las dificultades propias de una relación, que son muchas. Y cuando tiene lugar, se siente en el cuerpo. El contacto empático se puede describir como algo cálido que acontece en tu piel, tu garganta, tu corazón o en tu vientre. No es mente, eso es cortesía; es sensación, corporalidad. Es lo más parecido a la acogida de una buena madre, quien la tuvo lo sabe. Incluye la paciencia, el reconocimiento y la aceptación del que no juzga ni exige. La persona no tiene que ser de otro modo sino como es, sólo así podrá transformarse en “otra”. La empatía es la condición para dejar ser.

La esencia de la Calochorthus, la Yellow Star Tulip, es la más indicada para acompañarnos por el desarrollo de la empatía. Del sistema de la Flower Essence Society.

Area de crecimiento de la Calochorthus. Norte de California. Crece en biomas templados.
Reconocimiento

Me gusta la palabra reconocimiento, es el suelo sobre el que prospera la empatía. Te reconozco en tu subjetividad diferente a la mía. Mantengo en mi mente una representación de ti teniendo sentimientos, deseos e intenciones que te distinguen de mi; pero la diferencia no me hace huir ni borrarte. Tal es la conexión empática entre las personas que dialogan.

Sentir empatía no es fácil ni natural, depende de la empatía recibida de nuestros primeros cuidadores. A menos empatía recibida, más hostilidad, sospecha y agresividad formarán parte de tal subjetividad. A más empatía recibida, mayor hospitalidad y disponibilidad a colaborar con el prójimo. De ahí la importancia de la terapia personal del TFI y de su supervisión.

Imagen de portada: Calochortus Monophyllus, la esencia de FES para el desarrollo de la empatía.

Susana Veilati. Terapeuta Floral Integrativa

Si te interesa nuestro enfoque
Consulta nuestras formaciones online en directo y a tu ritmo
Flores de Bach online directo tutorizada
Terapia Floral Integrativa online directo tutorizada

Consulta  próximo  inicio

Flores de Bach “a tu ritmo” tutorizada

Sistema Floral de California “a tu ritmo” tutorizada. 

Sistema floral de Orquídeas del Amazonas. Online tutorizado

Suscríbete a nuestras newsletters para recibir información actualizada

Recibirás quincenalmente artículos de interés como éste, nuestras novedades de cursos, webinars y formaciones. Cancela tu suscripción en cualquier momento.

[gdlr_space height=”30px”]

Error: Formulario de contacto no encontrado.

[gdlr_space height=”60px”]

Referencias

Referencias
1 Bowlby J. (1988): Una base segura. Paidós. Buenos Aires