30 Abr 2020

CUARENTENA Y ESENCIAS FLORALES: Desde Guadalajara, México

Al inicio de la cuarentena

Hace unas semanas que se me invitó a hacer este escrito y por una cosa u otra no es hasta hoy que se publica, siendo honesta me sentí afortunada. Leyendo lo que había escrito anteriormente me vi en la necesidad de escribir algo distinto, pareciera que no pasa nada en dos semanas y menos en confinamiento, pero vaya que han pasado cosas. Se han dado cambios.

Agrimony, Flor de Bach. Foto: Wikipedia

Iniciando la cuarentena me había preparado un fórmula floral donde la flor más importante en ese momento fue Agrimony ya que necesitaba de la honestidad de este remedio para poder verme sin esa máscara que ocultaba la realidad de lo que estamos viviendo como humanidad y yo pasaba por alto, no quería enfrentarme a cifras, ni a noticias, ni a nada que me causara conflicto así que prefería simplemente no ver la realidad y ocultarme detrás de un “todo está bien”, “esto es pasajero”, “nos fue peor con la influenza”. Era claro que mi interior sabía lo que sucedía, pero si lo sacaba a flote me perturbaría, me haría sufrir y me quitaría mi tan sagrada paz, sin embargo, necesitaba tener una visión clara y honesta de la realidad, necesitaba hacerle frente a mis emociones y estar lista para poder también ayudar en este proceso a quien así lo deseara, después de todo soy Terapeuta Floral Integrativa. Y así lo hice, no fue fácil, tuve que apoyarme en Red Chestnut por el miedo a que algo pudiera suceder a mis amigos y familia; y en Cherry Plum, por la sensación y sentimiento asustado de no tener el control en aquellos momentos. Sentí que me volvía loca, me descontrolaba mentalmente.

Mammillaria jaliscana o Biznaga de Jalisco. Endémica de la región.

Hoy mi situación y mi visión de las cosas es otra: las flores en las que me apoyé en esos momentos hicieron lo suyo: Estrella de Belén para el shock que me había producido el darme cuenta de la realidad ya que necesitaba ese ajuste psíquico y espiritual para estar preparada, sin miedo y en paz, aceptando los cambios que el mundo y nosotros como seres humanos tendríamos que afrontar. Para ello incluí Walnut. Rock Rose como mi medio de rescate, así como lo propuso el Dr. Bach y Mimulus pues esto es todo un desafío que requeriría de todo mi valor y confianza para hacerle frente, sin miedo.

El significado de vivir

Así mis días fueron pasando e hice un viaje interno. Tuve tiempo de repasar mis cualidades, ver mis virtudes, notar mis defectos y hacer una lista de lo que necesito corregir. Incluí en mi nueva fórmula Chestnut Bud para sacar el mejor provecho de la situación actual, comprender estos cambios de vida en nuestro futuro, y aprender de las lecciones oportunas que todo esto me deja.

Hoy aprovecho mis tardes para salir con un buen libro, de esos que siempre dejaba pendiente para cuando tuviera mas tiempo (vaya ironía), sentarme en la hamaca que colgué en la terraza y balancearme viendo el cielo, los rosales, el arbolito de olivo, los papayos, a mis gatos correr y disfrutar del sol. Noto que han nacido plantas nuevas: un limón amarillo, varias lavandas, un arbolito de aguacate, un romero y hasta una piña.  He puesto más atención en lo obvio, me he dado tiempo para mí, para mirarme y mirar con detenimiento lo que sucede a mi alrededor. Y no dejo de admirarme: ¡tenemos todo esto a diario y yo no me daba cuenta!. Así disfruto del atardecer y de mi lectura. Y hubo otro cambio maravilloso: dejé de comer carne. Era algo que tenía en mi lista de pendientes pero que no hacía por falta de voluntad y de tiempo (porque preparo a diario la comida para 5 personas). Pero ahora tengo todo el tiempo a mi favor y me doy cuenta de lo fácil que es, además de lo sano, pongo amor a mi cocina y para cada cosa que hago me tomo el tiempo necesario, no hay prisa, no voy a ningún lado. Incluí Morning Glory para seguir en ese contacto con la vida, donde mi alma sigue experimentando estados de energía mucho más naturales y, por tanto, aun en el encierro, estoy experimentando el propio don del significado de vivir y ¡me encanta!.

Mi cambio de conciencia

Últimamente tengo un pensamiento recurrente: ¿será que ha llegado el momento del tan esperado cambio de conciencia de la humanidad? ¿Será que hay más personas que, como yo, se han tomado estos días para VIVIR? Vivir de verdad, sin dar por sentado lo que me rodea, vivir admirando lo sencillo, agradeciendo un día más, admirando lo simple, disfrutando del olor de las flores, de los rayos del sol, del amor de las familias, de lo afortunados que somos por estar viviendo en este planeta que tanto nos necesita ¿sería eso posible?.

Vanessa Figueroa A. y Susana Veilati en el Congreso de Lago Floral 2019, Guadalajara.

Llegamos a un momento decisivo, a un camino que se divide y como se nos ha otorgado libre albedrío para decidir, se nos han dado dos opciones. Por un lado, sigue el camino de antes: el camino del miedo donde se esconden la ira, la guerra, el resentimiento, la destrucción, el pánico colectivo, la desigualdad, las fronteras y la enfermedad. Por el otro, el camino del amor: del nuevo resurgir, de la paz, de la igualdad, de la hermandad, del amor a todo ser vivo, de la conciencia, de la compasión, de la bondad, del corazón… Ha llegado el momento de decidir, los afortunados que continuemos con salud en el planeta cuando todo esto pase, deberemos elegir un camino y sin duda seremos más lo que caminaremos juntos por el camino del amor, estoy segura de ello, será una decisión 100% Scleranthus que nos alcanzará a todos, por lo que nos vendría bien incluirla en nuestras tomas para darle forma y mayor claridad a ese propósito de cambio, tomando una decisión desde la sabiduría del alma.

¡Puede ser mejor!

Hoy me doy cuenta cuanto extraño recibir y dar un abrazo y qué afortunada fui al poder dar cientos de miles cuando tuve la oportunidad, me doy cuenta cuánto extraño salir a cenar con las amigas y reír frente a frente, extraño poder pasear por mi calle en busca de flores nuevas para mi jardín, extraño esos días donde éramos libres y no lo sabíamos, pero nuestra vida volverá a la normalidad, aunque jamás volveremos a vivirla como antes de eso estoy segura. Incluyo por último la esencia Baby Blue Eyes que me ayudará a recobrar la confianza y la fe en lo que viene cuando esto termine, a pesar de las malas y difíciles experiencias vividas en esta pandemia.

Baby Blue Eyes, esencia floral Sistema California (FES)

Nada volverá a ser igual y, sin embargo, todo puede ser mejor. Tu decides, a partir de que tu vida se abra nuevamente al exterior, si sales transformado o no. Tu decides si transitas por el camino del miedo o del amor y, como dijo Mahatma Gandhi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Tu decides…

Los abrazo.

 

Vanessa Figueroa Aguayo. Terapeuta Floral Integrativa.

Guadalajara, Jalisco, México

Terapeuta Floral Integrativa y Master Reiki.

Contacto: 33 19 91 99 44 / cehamx@gmail.com

Facebook: CEHAM/Sanalotodo

Instagram: Sanalotodo