17 Nov 2021

La autoestima. Una experiencia sentimental con una misma.

Definición
La autoestima es ese afecto que siento hacia mí misma porque otro lo sintió antes por mi.
La autoestima es una construcción que se realiza en relación: porque fui querida me quiero. Querida, mirada con simpatía, con consideración, tenida en cuenta por mi madre, padre, maestros, cuidadores, abuelitos, alguna vecina… por alguien. Es una interiorización de lo que recibo del entorno.

Mi autoestima crece o decrece en función de lo que me aprecia el otro. A más apoyo externo más apoyo interno. La consideración, el cariño y el respeto del otro dan lugar a un sentimiento de cariño y valoración por mi misma. Esto es lo que falla en las desastrosas experiencias de bullyng escolar o mobbing laboral.

Porque me miran con amor así me miro, me abrazo, me doy ánimos. En definitiva, la percepción que tengo sobre la calidad del afecto externo sobre mí promueve un buen sentimiento por mi misma: la autoestima. Y este sentimiento tiene una intensidad, un tono; en fin, unas características que son distintas en cada quién.

La experiencia sentimental de la autoestima

Os propongo un experimento. Exploremos hoy cómo es el sentimiento de la autoestima. Mira cómo te respondes estas preguntas:¿Sientes tu estima por ti tal como sientes tu miedo, tristeza, alegría o ira…? ¿Cómo es tu experiencia sensorial y sentimental del amor por ti misma? ¿Cómo experimentas tu amor por ti en tu relación contigo?

Cuando sucede, tiene lugar algo así como un auto afecto maternal. Te quieres como quieren las mamás a sus criaturas: más por lo que son que por lo que pueden llegar a ser.

¿Qué tal se te da sentir esta ternura por ti misma?

Probemos lo siguiente

Piensa en alguien que amas tiernamente: humano, animal o vegetal. Déjate sentir ahora ese cálido amor por esa criatura en tu corazón, esa delicada experiencia de dicha plena, la tibieza que recorre tu pecho, tu pancita, tu piel.

Prueba en este momento desplazar hacia ti misma ese amor tan tierno. No es fácil, pero quiero que adviertas la dificultad, la diferencia. Ve intentándolo. Siente tu cuerpo y ámalo cálidamente. Experimenta ternura por tus delicados y laboriosos brazos, manos y piernas. Observa cómo es la vivencia de este incondicional cariño por tu cuerpo todo, por tu frágil presencia y por lo que haya en tu corazón…

Percibe todo lo que aparece cuando te sugiero que incluyas en la experiencia de ahora el amarte como amas a tu hijito, tu nieta, tu querida mascota o tu plantita.
Observa tus fugaces interrupciones del amor por ti.
¿Cómo rechazas la experiencia de tu ternura hacia ti misma?
Respira, y acoge tus juicios, racionalizaciones, reproches, intelectualizaciones… son tus heridas por el desamor sufrido. No pelees con ellas, mira si puedes amarlas.
Y si continúas haciendo espacio al amor por ti sin ofrecer resistencia a cómo lo interrumpes, entonces estarás amando lo que eres.
Tal es la experiencia sentimental de la autoestima.
Susana Veilati
Suscríbete a nuestras newsletters

Recibirás quincenalmente artículos de interés como éste, nuestras novedades de cursos, webinars y formaciones. Cancela tu suscripción en cualquier momento.

    Nombre* (requerido)

    Apellido* (requerido)

    Email* (requerido)

    Teléfono* (requerido)

    Pais* (requerido)

    Localidad* (requerido)

    Mensaje

    Conoce nuestra política de privacidad