Flores de Bach Gentian
16 Feb 2022

Terapia Floral Integrativa: voz interior, esencia floral y dirección de la cura.

Curan las esencias florales y la relación terapéutica. 

Hace años, repensé la transmisión de cada esencia floral como descriptora de un estado emocional que Bach describe muy bien, claro está; pero también como indicador de una forma de intervenir en consulta, me explico. El paciente expresa una experiencia sentimental de tipo desalentada Gentian, por poner un ejemplo. ¿Podemos hacer algo con su desánimo además de dar al consultante esta esencia floral para que la beba a lo largo de la siguiente quincena? ¿Qué hacemos con esto que está ahora diciendo y sintiendo el consultante? ¿Cómo intervenir justo en este momento, con la palabra y la relación, en el mismo sentido que la virtud que desarrollará la esencia a tomar? A lo largo de la formación TFI damos cuenta de un buen número de recursos terapéuticos para acompañar los 38 estados emocionales que describe Edward Bach.

Un recurso de utilidad

Uno de los tantos recursos[1]Lee más sobre recursos de conversación terapéutica en https://escuelaterapiafloral.com/holly-que-hacemos-con-el-enfado/ que desarrollamos, es el de la escucha de cómo el paciente se habla a sí mismo, vale decir: qué se dice, cómo se lo dice, en qué circunstancias, y quién habla a quién. Dediquemos unas pocas palabras a esta intervención terapéutica hija de las terapias cognitivas (evaluación de las ideas y creencias, guiones, voces internas…).

La primera aproximación a este tema la hice en el libro «Terapia Floral Integrativa»[2]»Las personas pasamos buena parte de nuestro tiempo hablándonos a nosotras mismas. Podemos hacerlo con empatía, así es que las palabras que nos decimos sonarán amables, permisivas, … Continue reading.

 Algunas definiciones de la voz interior

Sigamos con Gentian, sabemos que trata el desánimo.

Justo ahora, frente a ti, hay un consultante frustrado, triste, inseguro, desalentado, que esto se dice a sí mismo y a ti. La terapia floral convencional se detiene en este punto y da una esencia floral. Este es un tipo de intervención terapéutica floral. Desde la TFI proponemos agregar un paso más: además de dar la esencia que desarrollará la resiliencia y el ánimo, a los terapeutas florales integrativos nos interesa que el consultante se vaya de nuestra consulta con un nuevo sentido, una nueva percatación que promueva alguna novedad o movimiento, digamos que mayormente clarificado respecto a su dispositivo de triste inhibición Gentian. Para comenzar la andadura (luego serán necesarios otros recursos), nos interesa mucho llevar la atención propia y del paciente hacia el soliloquio interior que inhibe sus acciones, digamos algo sobre cómo se habla uno a sí mismo:

  • La voz interior puede ser loca o sabia, las que perturban y a tratar son las primeras, de ellas hablo.
  • Son frases breves «Volverá a salir mal» ¿Cuál es el impacto emocional de decirse esto?
  • Son un diálogo, por lo tanto, una polaridad en conflicto ¿Cuál es la polaridad? ¿a quién dentro de sí mismo le dice esto?.
  • Son introyectos, mandatos, identificaciones ¿De quiénes y cómo se imprimieron en el paciente?
  • Responden a un ideal que pesa ¿Cuál y cómo es?.
  • Tienen algo necesario e innecesario ¿Para qué le es útil e inútil? ¿A qué le da solución cuando se habla así?.
  • Animan y desaniman ¿Cómo? ¿Qué acciones interrumpen y en qué punto?
  • Revelan necesidades que hay que escuchar y atender ¿Cuáles necesidades? ¿cómo atenderlas?.
  • Señalan esencias florales que desarrollan una virtud ¿Cuál esencia floral y cuál es la virtud que desarrolla?.

Una tal conversación «abre» el estado emocional a otras consideraciones, reflexiones, percataciones, relaciones y nuevas esencias florales. Supuesto es que daremos Gentian o las esencias que ameritan, para:

  • Relajar el dolor de la herida, así como sus formas de defenderse del dolor.
  • Anclar lo visto y experimentado en consulta para favorecer con la esencia floral «el desarrollo de la virtud opuesta al defecto» (Bach, 1933).
  • Habitar promoviendo los 7 estados de la curación, que en definitiva son 7 estados del auto-apoyo.
La dirección de la cura

Sin duda la dirección la marca el paciente y nosotros lo seguimos pero, cuando aparece una esencia floral, se abre una posibilidad de intervención aclarativa de eso que nos marca el paciente como dificultad. La esencia floral que se constela en el campo de la relación nos señala una dirección posible de trabajo en consulta, lo que llamamos la dirección de la cura, lee más sobre esto pulsando sobre este Tag.

En la Terapia Floral Integrativa compartimos tarea con la esencia floral, pensamos que la relación entre el cliente y el TFI puede hacer mucho por el consultante AHORA, siempre y cuando trabajemos en idéntica dirección a la que marca la virtud a desarrollar por las esencias que beberá.

Así es que a los Terapeutas Florales Integrativos nos resulta importante conocer cuál recurso terapéutico tener en cuenta cuando se presentan las dificultades que plantean cada uno de los 39 estados emocionales de Bach, los 103 de California, y los 20 de las Orquídeas del Amazonas. Esto es lo que venimos desarrollando y transmitiendo desde hace algunos años hasta el día de hoy.

Las esencias florales: como descripción de remedios para desajustes, y como recursos de intervención.

Por lo tanto, nos interesa enfocar la enseñanza del sistema y la terapéutica de Bach y FES (California), entendiendo que cada esencia floral describe un dolor individual, relacional y social:

  • Comenzando por lo que afirma el elaborador
  • Resaltando los procesos y motivaciones no conscientes, las defensas e interrupciones que operan en cada esencia.
  • Abordando el problema que ello le trae al consultante.
  • Viendo cómo se expresa cada indicador floral en la relación yo-tu-nosotros, y en la relación terapéutica. La descripción de cada esencia es la de un sufrimiento individual pero también la de un modo de establecer relaciones.
  • Atestiguando el dolor que lo acompaña, y su historia (la hechura de ese indicador floral a lo largo de su vida)
  • La influencia de lo social. Hay un Gentian social, un Crab Apple social, y las 38 esencias pueden leerse como 38 desajustes sociales. Aquí puede interesarte el enfoque social de las esencias en TFI
  • Acompañando al consultante por la comprensión y salida de ese dolor hacia la virtud que cada esencia desarrolla: el apoyo específico en consulta. Tal es la «dirección de la cura».

No, no hay una estrategia, sino una dirección que quiere encontrar en el otro todo lo que es positivo en él o en ella y que le ayude. No se quiere cambiar nada en el paciente, ni sacarle cosas, lo que se quiere es hacer que la persona descubra lo que él ya tiene, y que eso, al descubrirlo, le ayude. Y lo que ya tiene es algo positivo. Toda persona  tiene un núcleo sano muy rico. Y la dirección es esa: revelar al paciente lo que es de él, mostrárselo y que al descubrirlo esté más aliviado, que esté mejor (Juan David Nasio, 2017 [3]https://www.pagina12.com.ar/54067-lo-que-cura-es-la-relacion-entre-un-analista-y-su-paciente

Nuestra propuesta es aprender a conversar en relación -sentirnos, escucharnos, observarnos y decirnos- en la línea del desarrollo de la virtud propuesta por Bach para habitar los 7 estados de la curación. Y la cuestión de cómo se habla el consultante a sí mismo, es una de las tantas herramientas que forman parte de toda una batería de recursos en la TFI destinados a la reorientación del dolor del cliente aquí y ahora, juntos en relación y esencia por esencia.

Gracias por tu amable atención. Susana Veilati. Terapeuta Floral Integrativa

Saber más sobre Susana Veilati 

El viernes 6 de mayo de 2022 comenzamos una nueva Formación en Terapia Floral Integrativa. Pulsando sobre la imagen accedes al Programa y las Condiciones, sigue las instrucciones:

Suscríbete a nuestras newsletters

Recibirás quincenalmente artículos de interés como éste, nuestras novedades de cursos, webinars y formaciones. Cancela tu suscripción en cualquier momento.

    Nombre* (requerido)

    Apellido* (requerido)

    Email* (requerido)

    Teléfono* (requerido)

    Pais* (requerido)

    Localidad* (requerido)

    Mensaje

    Conoce nuestra política de privacidad

    Notas de página

    Notas de página
    1 Lee más sobre recursos de conversación terapéutica en https://escuelaterapiafloral.com/holly-que-hacemos-con-el-enfado/
    2 »Las personas pasamos buena parte de nuestro tiempo hablándonos a nosotras mismas. Podemos hacerlo con empatía, así es que las palabras que nos decimos sonarán amables, permisivas, condescendientes, activadoras: «Qué bien lo has hecho», «Venga, anímate!», «Cuánto has disfrutado ayer», «Has hecho lo mejor que pudiste hacer en ese momento», » Date otra oportunidad», «Todos nos equivocamos alguna vez», «No te tortures». O por el contrario, pueden ponernos la vida más difícil: «Qué mal lo has hecho», «Nadie te querrá», «No gustarás», «Eres un horror», «Eres un fracaso» «Algo está mal en ti». Las consecuencias son muy distintas en uno y otro caso: en el primero nos llenamos de energía, en el segundo nos quedamos sin ella. Por otra parte, detectarlas y nombrarlas facilita mucho la formulación floral. Las esencias florales se reconocen en el modo de hablarnos, esas voces son gatilladas por indicadores emocionales cuya procedencia y terapéutica están correctamente localizadas en la terapia floral. La esencia floral que se ajusta a dicha voz actuará amplificando la conciencia del mal que me hago cada vez que me hablo de ese modo, impulsando el desarrollo de una voz opuesta, amable, en concordancia con la virtud que desarrolla cada esencia». Extracto del libro «Terapia Floral Integrativa. Recursos, actitud y valores en la consulta y la enseñanza de la Terapia Floral». Susana Veilati. Ed. Edaf, 2013. Pág.186
    3 https://www.pagina12.com.ar/54067-lo-que-cura-es-la-relacion-entre-un-analista-y-su-paciente