Mimulus
31 Ene 2017

MIMULO. La relación entre el odio, la compasión y el miedo

La virtud que desarrolla Mimulo, esencia floral que Bach coloca en el 1º grupo del Miedo, es la Compasión; veamos cómo relacionar compasión, que es un sentimiento de la familia del amor, con el miedo.

Antecedentes

En “Algunas consideraciones fundamentales sobre la enfermedad y la curación” (1930) Bach encuadra a Mímulo en la polaridad Odio/Compasión, odio como defecto y compasión como virtud a desarrollar. En “Libérese a Ud. mismo” (1932) cambia por Miedo/Compasión, Miedo como defecto y continúa la compasión como virtud. Qué mejor antídoto para el temor que la amorosa compasión: donde hay amor no hay miedo.

Esta es la descripción definitiva de la terapéutica de Mimulo escrita por Bach en 1935:

Para los miedos a las cosas terrenales, como enfermedades, dolor, accidentes, pobreza, oscuridad, soledad, desgracias; en resumen, los temores de la vida cotidiana. Estas personas soportan silenciosa y secretamente sus te­mores, y no hablan libremente de ellos con quienes los rodean.

Mímulo: Odio, amor y miedo

Es fascinante que Bach haya puesto en relación al miedo con el odio (“hate”, escribe en el original). ¿Cómo se explica esto? La persona con indicadores Mimulo teme que lo de fuera le asalte, le dañe, le quite, le robe, la enferme o la muerda. Un exterior siempre amenazante de qué interioridad me informa? (Y me refiero a los miedos imaginados, de los reales hay que salir corriendo). ¿Por qué Mímulo imagina tanta agresión viniendo de fuera? Imposible no preguntarse por la de dentro. ¡Ay, la mala gestión de la ira en los temerosos Mimulo!
Así es que, siguiendo a Bach, cuando recibo a un consultante con abundantes miedos me pregunto por cómo tramita su odio. ¿Con quién está tan enfadado? ¿Cuál es la historia de este “hate” interno que ahora es temerosidad? Y qué decir de la crueldad con la que se habla a sí mismo, de continuo amenazándose con la pobreza, la enfermedad, la guerra o la muerte… Así no hay quien ame.
Susana Veilati

X