7º Grupo: “Remedios para quienes se preocupan en exceso por el bienestar de los demás”

CHICORY

Español: ACHICORIA
Latín: Cichorium Intybus
Familia: Compocitaceae
Hábitat: Tierras incultas, arenosas o pedregosas, bordes de caminos y bosques de las zonas templadas y frías.
Florece: Entre julio y septiembre.
Descripción flor: En forma estrellada, con muchos pétalos de color azul liliáceo intenso.
Método de elaboración: solarización
Grupo: Sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar ajeno

Definición original del Dr. Bach: “Para aquellos que se preocupan demasiado por las necesidades de los demás, y tienden a excederse de sus cuidados a los niños, familiares y amigos, encontrando siempre algo que debe ser corregido. Disfrutan intentando modificar todo lo que consideran que está mal, y anhelan tener siempre cerca de aquellos por quienes se preocupan.”

Concepto clave: Posesividad y demanda de atención

Descripción general: Personalidad protectora, dadivosa, incluso espléndida, quizá como ninguna otra del sistema floral, aunque demandante, quejosa y culpabilizadora si no recibe especial atención de su entorno próximo. Parecen decir “Fíjate como cuido de ti” o “Nadie hará lo que yo por tu bien”. Suele alegar enfermedad, serias dificultades… o directamente simularlas con el objetivo de obtener un favor, afecto o compasión; al respecto dice Bach: “Con frecuencia tienen un buen semblante, aunque estén enfermos. Pertenecen a la clase de personas cuya apariencia externa sana impide que se les tenga compasión.”
Teme perder a quien le “es leal”, y si tiene lugar un alejamiento o interrupción de una relación padece grandemente, con queja, lamentación, pena de sí mismo, crisis de llanto y síntomas físicos que acaban conduciéndolo al servicio de urgencia de algún hospital dando lugar a preocupación a su alrededor. No obstante, son personas capaces de llevar a cabo actos de gran generosidad, desean ser queridos, pero en muchas oportunidades piden relación, amor y atención a través de conductas apremiantes y coactivas que conllevan largos silencios que se “cortan en el aire” y actitud culpabilizadora si no reciben lo esperado. Niños llorones, enfermizos que solo se calman cuando están en brazos.
Considerar en: Tristeza por abandono, es decir, en toda separación de un ser querido (pareja, amigos, hijos). Temor a estar sin las personas que quiere. Sentimientos de tristeza y pérdida irremediable ante el nido vacío (los hijos se van del hogar). Actitudes dominantes, posesivas, chantajistas, egoístas. Síntomas orgánicos vividos con alarma que luego resultan “no ser tanto como se suponía”.

Cualidad que desarrolla: Sosiego, desapego. Relajación del impulso a intervenir en la vida del otro .

Otras observaciones: El Dr. Bach consideraba que para que una persona mejorase de cualquier dolencia física había que prestar atención a cómo actuaba mientras estaba enferma y formular floralmente de acuerdo a esas observaciones. Veamos qué dice respecto a la actitud en la enfermedad de quienes se benefician con Chicory: “Cuando estas personas están enfermas se inquietan mucho por los demás, por sus hijos, amigos y familiares. Se preocupan por si tienen demasiado calor, demasiado frío, si no son felices y no disfrutan la vida. Son exagerados en sus esfuerzos por satisfacer a los demás, preguntándoles por sus deseos y necesidades. Este estado inhibe la paz interna del paciente y le pone constantemente en tensión. Se compadecen de sí mismos, tienen la sensación de no merecer su enfermedad; se sienten desatendidos y víctimas del abuso de los demás.”
Mencionábamos más arriba la generosidad de Chicory que, en muchos casos, parece ir teñida de un fondo que dice: “Te doy para sentirme generoso y mostrarte mi sacrificio. Espero que tu te percates de este desprendimiento para que cuando yo pueda necesitar algo de ti, no te quede más remedio que dármelo”. Culpa, chantaje y manipulación, tres malas palabras, pero no debiéramos perder de vista que tratan de un desesperado pedido de relación. Tal es el complejo que aborda esta esencia cuya toma procura la aparición de la virtud opuesta: la generosa facilitación de la independencia y autonomía a nuestros seres queridos.

VERVAIN

Español: VERBENA
Latín: Verbena officinalis
Familia: Verbenáceas 
Hábitat: Terrenos abiertos y secos. En la Europa templada. 
Florece: Junio a setiembre
Descripción flor: Crecen en espigas formando minúsculos cálices de color rosado o malva pálido.
Método de elaboración: solarización
Grupo: Sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar ajeno

Definición original del Dr. Bach: “Para quienes tienen principios e ideas fijas, y por estar seguros de que son las correctas, rara vez modifican su actitud. Desean fervientemente convertir a quienes los rodean a sus propios puntos de vista con respecto a la vida. Por lo general, son de carácter muy firme y muestran una gran decisión cuando se sienten convencidos de las enseñanzas que desean impartir. Cuando enferman continúan luchando aun cuando otros en su misma situación ya hubieran desistido.”

Concepto clave: Exaltación. Fanatismo.

Descripción general: Entusiasta e idealista, con fuerte convicción en sus creencias. Puede derivar hacia el fanatismo, la fogosidad y la vehemencia, es decir, un exceso de pasión y enardecimiento. Esta persona defiende la verdad absoluta y llama en su nombre a la acción. Vendedores, profesores, líderes políticos y religiosos que se dejan llevar por su ardor respecto a lo que es justo o no lo es: “Piensa como yo o muere”; o simplemente personas que fastidian a su interlocutor con su fogosidad esclarecida y siempre indignada si no es tenida en cuenta. Pueden resultar poco fiables porque recurren a la exageración, que es un modo de engañar, para convencer o fascinar al auditorio. Resultan tan interesantes como agotadores. Suelen tener dificultad para introducir pausas en el desarrollo de sus proyectos -se entusiasman hasta el punto de no comer, no dormir o ir al baño-, esto conlleva insomnio, cefalea, stress, exceso de ideación y un aspecto generalizado de tensión, cuestiones todas que atentan contra la perseverancia en sus planes. No suelen deprimirse (aunque la consideraremos en el pico exaltado de los comportamientos ciclotímicos), son seres de múltiples recursos, audaces y creativos hasta que cometen una grave indiscreción o error llevados por su habitual exuberancia.

Cualidad que desarrolla: Desapasionamiento, relajante de la tensión y el stress. Desarrollo del respeto por las opiniones de los demás. 

Otras observaciones: Las desproporciones que terapiza Verbena son, en cierta medida, apreciadas por esta sociedad: entusiasmo desmedido, capacidad de convencer, fuerte convicción en las propias ideas, energía arrolladora…todas las cualidades de un buen vendedor, maestro o profeta. Pero se trata de un serio obstáculo a la hora de establecer relaciones respetuosas, delicadas e íntimas, cuando no de un grave inconveniente para la salud: stress, insomnio, contracturas musculares, etc. El énfasis distorsiona por exceso de intensidad; lejos están de la máxima sapiencial délfica “De nada demasiado”. El exceso es un tema muy tratado por Bach: Cherry plum (el miedo a cometer una locura irreparable con uno u otro); Heather (hablar sin parar ni decir nada importante); Agrimonia (demasiado buen humor y adicciones que disfrazan profundos vacíos internos); Impatiens (despliegue impaciente y arrollador de acciones a cual más desconsiderada y siempre veloces); White Chestnut (un exceso de actividad mental que no es pensar, sino tortura mental); Elm (picos agobiantes de actividad que acaban desbordando y abatiendo anímicamente); y Vine, que veremos en el próximo número.
El técnico floral procura no confundir uno u otro exceso para dar la esencia apropiada y desarrollar el aquietamiento necesario en cada persona.

VINE

Español: VID
Latín: Vitis vinífera
Familia: Vitáceas
Hábitat: Sudeste europeo y sudeste asiático.
Florece: Mayo y julio
Descripción flor: Pequeñas y verdes en forma de botón
con seis estambres amarillos y pistilo verde.
Método de elaboración: Método del sol
Grupo: Sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar ajeno.

Definición original del Dr. Bach: “Para personas muy capaces, seguras de su propio talento, y confiadas en el éxito. Su seguridad en sí mismos los hace pensar que a los demás los beneficiaría dejarse convencer por su prédica, y hacer las cosas tal como ellos las hacen. Incluso durante la enfermedad dirigen a quienes los atienden y suelen ser de gran utilidad en situaciones de emergencias.”

Concepto clave: Afán de dominio, inflexibilidad, tiranía.

Descripción general: La autoridad realizadora a la que hace referencia Bach, es decir, la potestad, autonomía, liderazgo, seguridad y capacidad constructiva son, en este caso, colocadas al servicio del propio engrandecimiento, en detrimento del prójimo. El sujeto interrumpe la evolución de la conciencia de sí y del otro y emerge la falta de respeto bajo la forma de despotismo, dominación, inflexibilidad, crueldad y ambición de poder. En su grado más extremo es la personalidad psicopática, antisocial y con tendencias explotadoras y autojustificación. Calculadores, codiciosos, obcecados, pueden llegar a la violencia y a la tiranía doméstica o política. Están muy seguros de tener razón y no gastan tiempo intentando convencer, sino que ordenan, mandan, decretan. Temidos, odiados, apartados de la propia vida por “imposibles”, incapaces de discriminar los sutiles aspectos de los demás, nunca resultan indiferentes.

Considerar en: En los conflictos con la autoridad en la adolescencia. A tener en cuenta en personas crueles, perversas. Fantasías grandiosas, exhibicionistas o de poder. Tono corporal encrespado, rígido o agresivo.

Cualidad que desarrolla: Empatía y actitud respetuosa

Otras consideraciones: En principio aclaremos que no es habitual que lo que podríamos llamar el “tipo puro Vine”, asista a una consulta de terapia floral, y probablemente a ninguna otra donde la conciencia de sí sea la propuesta terapéutica. Entonces ¿cuándo usar esta esencia? ¿Con quiénes? La descripción general de lo que terapiza esta esencia, unas líneas más arriba, puede parecernos ajena a “la normalidad”, pero no debiéramos perder de vista los momentos en los que transitamos por estos estados de desprecio, crueldad y despotismo, con hijos, pareja, amigos, compañeros de trabajo…, ordenándoles qué hacer, pensar o decir. O, como dice el Dr. Bach, cuando hay empeño en no aceptar otra opinión que la propia, en especial cuando se está enfermo y sometido a un tratamiento..

BEECH

Español: HAYA
Latín: Fagus sylvatica
Familia: Fagáceas
Hábitat: Bosques de Europa central
Florece: Abril, mayo.
Descripción flor: Las femeninas brotan a pares, erectas, formando pequeñas cabezas verdes; las masculinas cuelgan como racimos, de color amarillo-verdoso.
Método de elaboración: Cocción
Grupo: Sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar ajeno

Definición original del Dr. Bach: “Para aquellos que sienten la necesidad de ver más bondad y belleza en todo lo que los rodea, y aunque muchas cosas parezcan estar mal, tienen la virtud de ver el bien creciendo en su interior. El remedio también los ayuda a ser más tolerantes, indulgentes y comprensivos con respecto a los distintos caminos que cada individuo –y las cosas en general- transitan en su intento de llegar a la perfección final.”

Concepto clave: Intolerancia, impertinencia

Descripción general: El estado Beech negativo es la intolerancia, la crítica, la arrogancia y el prejuicio. Se trata de personas atentas a los fallos de los demás. El prójimo hace cosas que les parecen estúpidas, irrelevantes o incompetentes debido a lo cual lo ridiculizan y critican de modo ácido y despiadado. “Mira qué imbécil” “Observa cómo habla y se viste” “¡Qué ordinariez!” “Es un chapucero” Poco empáticos y menos compasivos, saben ser impertinentes. Tienen serias dificultades para aceptar las diferencias: las personas, acciones y cosas deberían ser como ellos creen es la mejor y correcta forma de ser. Cuando ello no es así, es decir, la mayor parte de las veces, Beech entra en un estado de decepción irritada y destructiva, con apariencia de envalentonado descaro desde el que suelen herir fácilmente al otro “Me hace sentir un imbécil con sus comentarios”. En todas las tradiciones espirituales la crítica es considerada como un serio obstáculo al desarrollo personal, su evitación exige un alto grado de atención. Pues bien, Beech es exactamente para el aquietamiento consciente de este impulso irrespetuoso.

Cualidad que desarrolla: Tolerancia. Respeto por la individualidad.

Otras consideraciones: La lengua española tiene varias palabras con las que podemos ampliar la comprensión del campo de la terapéutica de esta esencia para su mejor utilización. Beech es para el presumido, el afectado, el cargante, el fatuo, el pedante antipático y el insolente. Es el despectivo que habla como si los demás fueran todos ignorantes menos él; un engreído insufrible, un estirado insultante, en definitiva, un chulo. Si bien hablamos de un tipo de sujeto, en realidad estamos describiendo una característica de la personalidad, un “defecto”, diría Bach, presente en la casi totalidad de los seres humanos. Será importante, entonces, estar atentos a los núcleos de desdén y humillación, en uno mismo y en el cliente floral, que se expresan bajo las formas arriba descritas.

ROCK WATER

Español: AGUA DE ROCA
Latín: Aqua petra
Descripción: Agua de manantial
Método de elaboración: Agua de manantial solarizada
Grupo: Sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar ajeno

Definición original del Dr. Bach: “Para los que son demasiado estrictos en su modo de vivir y se niegan a sí mismos muchas de las alegrías y placeres de la vida porque consideran que van a interferir en su trabajo. Por lo general, resultan amos muy severos para consigo mismos; desean estar bien, fuertes y activos, y harán cualquier cosa para poder mantenerse así. Esperan ser ejemplos que atraigan a otros a seguir sus ideas para obtener mejores resultados.”

Concepto clave: Represión y fuerte autocontrol, rigidez moral. Deseo de ser tomado como ejemplo.

Descripción general: Es lo que solemos denominar “rigidez mental” y va acompañada de rigidez física, una apariencia poco plástica, enhiesta. Suelen imponerse severas normas de conducta, si no las cumplen se decepcionan consigo mismos. Disciplinados, austeros, frugales, cuidan de su cuerpo y son consecuentes a la hora de seguir una dieta o tratamiento. Inclinados a emitir juicios morales que son producto de su suscripción a algún decálogo de conducta: la “moral cristiana”, por ejemplo. Soberbios, es decir, envanecidos ante la contemplación de sus propias cualidades y con menosprecio más o menos oculto de los demás, desean ser considerados como modelos a seguir; no intentan convencer al prójimo como otros tipos florales sino más bien se inclinan hacia el “Obsérvame y toma ejemplo”. Dogmáticos, o sea, impermeables a otras ideas y pensamientos, y alertas y defendidos a la hora de permitir que lo diferente pueda modificar su criterio, su camino, o su visión de algo o alguien en particular. Esto determina un trato tenso y rígido con el otro – y sufren por ello- pero se resisten a pensar en otras posibilidades, realmente están convencidos de tener razón, de que hacen muy bien todo lo que llevan a cabo. Abundan en centros de autoconocimiento, yoga, meditación, iglesias de todo credo. Aspiran a realizar un buen trabajo evolutivo a través de disciplinas con las que construyen un by pass directo hacia la espiritualidad sorteando la indagación de la propia psicología, afectos, sentimientos, emociones y pensamientos.

Considerar en: Rigidez mental,dogmatismo.

Cualidad que desarrolla: Flexibilidad. Abandonarse, ceder.

Síguenos en:

X