Árbol Genealógico Floral
2 May 2014

El Arbol Genealógico Floral. Parte II.

El Arbol Genealógico Floral por Susana Veilati, TFI

“Por tu propio bien, sé tú mismo” E.Bach

“El AGF suele construirse a lo largo de los primeros encuentros en el acompañamiento floral, pero siempre está en construcción, porque a medida que el acompañamiento floral avanza, aparecen los recuerdos y asoman nuevos testimonios y actores que volcamos en él. O puede no construirse nunca; eso si, recordemos que todo este entramado está frente a nosotros en una consulta. El consultante cuando entra a nuestro despacho lo hace acompañado de sus padres, hermanos, abuelos, tíos, cónyuge e hijos. Todos ellos están en su corazón y en su cabeza. Los TFI tratamos a un ser humano en relación.

Su construcción es muy útil para el proceso floral, porque:

– Permite desencadenar la conversación, abrir el discurso.

– Nos despeja el camino hacia formulaciones muy asertivas. El cliente trae una dificultad que juzga como insuperable. Dificultad que es una repetición. ¿Repetición de qué? Vamos al Arbol, la encontramos, y la traducimos a esencias florales. Exploramos cómo se da esa repetición en la actualidad. Y reunimos todo esto en fórmulas de gran impacto terapéutico.

– Facilita el registro de sus datos y su rápida recuperación, así como la observación de su historia desde una perspectiva mayor.

– Accedemos a una interpretación relevante de la información, por ejemplo: advertimos lo bueno y lo bello de la herencia; pero también las heridas del pasado que han dejado dolorosas huellas (trauma) que los miembros de las futuras generaciones retornan a pisar en un intento de que suceda algo diferente… pero la repetición asecha. Es en esos puntos donde las esencias florales juegan un  importante papel terapéutico: sanamos en el presente las heridas del pasado. Y esto tiene invaluables consecuencias terapéuticas.

– El AGF ayuda a que el cliente comprenda la influencia del linaje en su vida y a que se sienta acompañado en la construcción de su sufrimiento. Él no es el único actor, responsable y transmisor del dolor. Todo el grupo lo es. Es un estupendo recurso para la desculpabilización.<photo id=”4″ />

– Puede construirse un AGF con información general de toda la famili a a partir del año en curso, o en una época en particular. Por ejemplo, si queremos rastrear lo que sucedía en la familia cuando nuestro cliente le diagnosticaron un cáncer, o cuando se deprimió, o en el mes en el que su padre se suicidó, o en la época en que consiguió algo importante para si mismo.

Texto enriquecido del libro: “Terapia Floral Integrativa. Recursos, actitud y valores en la consulta y la enseñanza de la Terapia Floral” Susana Veilati, Edaf. 2013

 

X