Improvisación grupal. Formación TFI
23 Oct 2016

LA IMPROVISACIÓN EN LA TERAPÉUTICA Y LA FORMACIÓN TFI

La compasión, la curiosidad y la improvisación me parecen tres buenas actitudes de la relación terapéutica que sana, no son las únicas. De la compasión hablan el budismo y Edward Bach, todos estamos de acuerdo. Que la curiosidad es el mayor de los talentos del buen terapeuta es una afirmación de Winnicott. Pero el uso del verbo “improvisar” en el marco del oficio terapéutico, tan solvente y escrupuloso, nos deja perplejos, parece poco riguroso. Pero “dado que la comunicación de cada cliente es de naturaleza impredecible, la participación del terapeuta en la dramática de una sesión se convierte en una invitación a que improvise” (Bradford Kenney, La improvisación en psicoterapia)

Qué es improvisar
La improvisación es un concepto que ha sido ampliamente abordado desde el campo de las artes, particularmente en el teatro, en la música y la danza. Rendón (La improvisación como herramienta de la creación colectiva en el teatro la Candelaria, 2008), se refiere a la improvisación teatral como la “facultad de inventar, de hacer de la nada, de crear al instante”. Imposible no asociar estas palabras a nuestra labor terapéutica en consulta, a eso que hacemos por defecto.
Improvisación grupal. Formación TFI

Improvisación grupal. Formación TFI

La improvisación es también la agilidad de expresar en un corto tiempo un mensaje claro, utilizando como principales recursos la imaginación, la creatividad y la intuición. “Esto puede dar lugar a la invención de nuevos patrones de pensamiento, nuevas prácticas, nuevas estructuras o símbolos, y/o nuevas maneras de actuar” (Improvisation, last.fm). Cuestiones todas imprescindibles a la hora de la conversación terapéutica.

La incorporación del entrenamiento en la Improvisación -junto a la teoría y a la técnica- en las formaciones terapéuticas florales y no florales, es una recomendación que vienen haciendo las grandes figuras de la conversación terapéutica: la “comunicación lúdica” (Freeman, Epston y Lobovitz), la “irreverencia” (Escuela de Milán), la creatividad (Maslow). Se ejercita improvisando teatro sin ser actores, baile sin ser bailarines, y música sin saber solfeo.
A la improvisación se le opone el miedo que lleva a las estrategias de control, a la rigidez y a la pérdida de contacto con uno mismo y con el otro. Nada de esto es deseable que suceda en nuestra consulta. El paciente, sepámoslo, viene porque tropieza y encalla en la navegación por su existencia, cree que el mapa es el territorio. El mapa se lee, en el territorio se improvisa. Es lo que hay.
Susana Veilati, Terapeuta Floral Integrativa
Objeto creado para la representación

Objeto creado para la representación

Puede interesarte:
Removiendo los recursos ocultos del terapeuta: permitido improvisar. Cynthia Ulloa Hernández. http://www.unife.edu.pe/publicaciones/revistas/psicologia/2014/AVANCES.C.Ulloa.pdf
http://www.last.fm/tag/improvisation
http://www.last.fm/tag/free+improvisation
X